Searching Inventory...

¿Por qué es importante el programa de mantenimiento?

En Madiautos Mazda sabemos que el mantenimiento cada 10.000 km y los cambios de aceite cada 5.000 km son fundamentales para garantizar tu seguridad y confort, por lo que ponemos a tu disposición a todo el personal calificado de nuestro Taller Autorizado Mazda para proporcionarte el mantenimiento y los repuestos exactos que requiere tu vehículo para continuar funcionando en óptimas condiciones.

*Cada 10.000 km repetir en las frecuencias definidas por Mazda para preservar el buen funcionamiento, calidad y desempeño del vehículo.

**Si tu vehículo recorre menos de 5.000 km en un año, realiza el cambio de aceite y filtro genuino como mínimo una vez al año. Consulta el manual del propietario y el “Libro de Información de Garantías” para mayor información.

Ítems básicos de mantenimiento

Inspección ítems del motor:

  • Aceite motor/filtro de aceite.
  • Nivel de aceite/fugas de aceite.
  • Tensión Correas.
  • Estado de las correas.
  • Condición del tensor, daños, ruidos.
  • Nivel del líquido refrigerante, fugas refrigerante.
  • Condición de la tapa del radiador.
  • Fugas en la bomba de agua.
  • Filtro de aire y combustible (estado, daños y saturación).
  • Bujías – Estado y calibración del electrodo.
  • Puesta a punto encendido – cables de alta.
  • Batería – Nivel electrolito – voltaje mínimo.
  • Líquido de frenos.
  • Aceite de transmisión automática.
  • Aceite de la dirección.
  • Líquido lavaparabrisas.

Inspección de los ejes motores:

  • Condición del disco de freno.
  • Desgaste de las pastillas de frenos.
  • Condición del sello de la mordaza.
  • Fugas de líquido de frenos.
  • Separación entre el disco y las pastillas.
  • Condición de la manguera/tubería del freno.
  • Guardapolvo semieje.

Ítems básicos de mantenimiento

(Según el kilometraje)

Inspección de la suspensión:

  • Suspensión.
  • Condición de los amortiguadores.
  • Fuga de líquido.
  • Ajuste de tijera y brazos.
  • Daños de juego de rótulas, terminales y rodamientos.
  • Condición de los bujes.

Inspección debajo del chasís:

  • Fuga de aceite (motor, transmisión y caja).
  • Dirección (daños y roturas de guardapolvos y daños en las terminales).
  • Condición del catalizador y del silenciador.
  • Fugas de gas de escape.

Inspección del interior y exterior:

  • Volante.
  • Juego de la dirección.
  • Sonido del pito.
  • Centrado y alineación del volante.
  • Pedal freno/embrague.
  • Altura pedal piso (pedal presionado).
  • Freno de parqueo.
  • Eficiencia del freno en pendiente.
  • Condición de la iluminación, alineación luces.
  • Lámparas frontales, traseras y antiniebla.